Error
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory

CRÓNICA WUDANG KATAS (POIO) - julio 2007 - por Raúl Plaza

RECUERDOS DE UN TIEMPO COMPARTIDO EN GALICIA APRENDIENDO TAIJI

por Raúl Plaza

10 Días compartidos con los amigos en las tierras gallegas de Poio - Pontevedra - durante los dias de julio del año del señor 2007.

Practicamos y aprendimos forma de Yang Chen Fu avanzada - yin yang manos... aplicaciones marciales y terapéuticas -, forma de espada de Yang Shao Hou - ¡ completa ! -, practicamos intensamente empuje de manos - sencillo y peng hinge, una y dos manos -, y claro, hicimos árbol por las mañanas.

Los días fueron intensos y continuos, trabajar por la mañana, desayunar, trabajar por la mañana (otra vez, sí), comer, descansar, acercarse a la zona de entrenamiento -bonita bonita-, practicar libremente lo aprendido los días anteriores (o descansar hasta la hora) (o practicar para el examen, que también era otra opción), cenar y dar una vuelta por los pueblos cercanos, disfrutar de la gastronomía de la zona (almejas - en sus diferentes modos de preparación-, berberechos, ensaladas, cigalas, pulpo, navajas...), de su arquitectura y gentes (horreos, puertos, fiestas...) o pasar un rato en el monasterio con un café, un juego de ajedrez, una conversación o ir a reposar hasta el día siguiente.

La espada, en algunos momentos resultaba agotadora por la necesidad de continua escucha y concentración para retener siquiera unos instantes lo que se estaba enseñando vuelta tras vuelta, giro tras giro, estocada tras estocada, corte tras corte, apertura de brazos, posición erguida, giro de muñecas, de los brazos, del cuerpo, mirada, subir, bajar, lento, rapido, cambios de dirección hacia un lado y hacia el otro ... eso si, cuando la haces completa el ultimo dia - acordándote o siguiendo al dire o a los compañeros - la disfrutas como un enano y te parece mas corta de lo que pensabas, y coincides en ello con los compañeros.

Las aplicaciones terapéuticas y las marciales, importantes, recogerlas lo mejor posible y pasar a practicarlas una vez de vuelta en casa, ver en qué consisten y tratar de integrarlas y ordenarlas.

Por las mañanas tras el desayuno ... forma, básica y avanzada, fundamental seguir con ello, sentirla cada vez mas, para conseguirlo: poner en ello lo que se nos ha indicado, y para muestra ... un botón.

Por las mañanas antes del desayuno .... árbol, claro, y un poco de desbloqueo y ondulación para que el cuerpo sepa que vamos a ello, luego el empuje de manos para empezar el día ... y que desayunemos con alegría.

¿Los desayunos? Bien gracias, compartiendo el momento con los amigos y las tostadas, el té, el café (con leche por favor) o una infusión, o dos, y algo de fruta

... (es necesario prepararse para el resto del entrenamiento, que el día no ha hecho más que empezar).

Las tardes más pausadas, en principio, y al principio, porque nos ponemos con la espada y al cabo de un rato no sabes cuanto llevas con ella ni cuanto falta, cuánto giro, pero bueno .... para eso nos hemos echado la siesta, quien no ha ido a la playa claro.

El final de la tarde consistía en una mesa redonda sentados en el césped, empezaba con Jose explicando lo terapéutico de la forma y su manera de practicarlo, al final se planteaban preguntas y creo yo que nos divertíamos filosofando un poco.

Tras la cena lo dicho, un día a disfrutar de la almeja en el pueblo de Campelo, con orquesta y vino del lugar ... y otro a cenar un poco de marisco en Combarro con una conversación sencilla y apasionante entre coleguitas; y si no hay plan pues un café en la cafetería del monasterio con algún amigo, o amiga.

Los dos últimos días los dedicamos a las katas , éramos menos pero lo disfrutamos igual, ya fuera bajo los árboles bajo el diluvio o a la entrada de la iglesia en frente del ayuntamiento y con algunos turistas y vecinos del lugar madrugadores que se quedaban mirándonos un momento a ver que era eso que hacíamos tan rápido, o lento, esas nueve personas todas juntas en formación mirando al mismo sitio y haciendo lo mismo, cada cual como podía ...

Las emociones de tantos días y tantos momentos .... variadas

El disfrute completo ..... y lo sigue siendo

La vivencia: afortunada, para recordar

El viaje de vuelta ..... entre amigos, con algún sobresalto (como la ida). La vida misma.

CRÓNICA WUDANG KATAS (POIO) - julio 2007 - por Raúl Plaza

Esta web utiliza Cookies para mejorar la expriencia del usuario. Para más informacion visita nuestra politica de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information