Error
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory

CRÓNICA MOVIMIENTO Y VIDA (REAL CONSERVATORIO SUPERIOR DANZA MADRID) - mayo 2007- por José Sánchez

A lo largo de tres semanas del mes de mayo, la Escuela Wu Chi, fruto de la colaboración que mantiene cada año con el Real Conservatorio Superior de Danza, impartió un curso denominado Movimiento y Vida, cuerpo central del trabajo que ofrecemos a los alumnos de este Conservatorio.

Movimiento y Vida es un trabajo sobre la energía, la respiración, el cuerpo físico y la conciencia, concebido como una forma de aprendizaje global que puede aplicarse a cualquier disciplina de alineación psicofísica, sea Tai Chi, Yoga, Artes Marciales, Deportes, Bioenergética, Relajación, Sanación, etc.

Este sistema utiliza el mapa energético chino e hindú, englobando los conceptos de canales y meridianos con el sistema de chakras sin colisionar entre ambos conceptos, sino entendiendo su aplicabilidad. Para despertar el sistema se utilizan diferentes puertas de la energía que posibilitan, desde el inicio, transformar nuestros gestos, posturas y movimientos en actos que se trascienden a sí mismos, extendiendo sus efectos a todas las capas de nuestro Ser.

danzaymovimiento 1Como método de análisis se utiliza el espacio y el tiempo. En el espacio en un primer nivel, se analizan las direcciones y sus relaciones, encontrando desde el inicio una forma útil de desarrollo ante la realidad de nuestras limitaciones, excesos y prioridades que saltan a la vista con estos ejercicios.

El análisis del movimiento en el tiempo contempla el estudio de la quietud, el micromovimiento y el movimiento lento, rápido y explosivo mediante el conocimiento de las leyes físicas de la Estática y Dinámica.

El trabajo a dos se realiza sólo (en relación a algo), a dos con contacto, a dos sin contacto, a distancia o también de forma grupal.

El estudio en este sistema se realiza de dentro hacia fuera, intentando descubrir desde el inicio los espacios, más allá del yo, en donde habita nuestra verdadera naturaleza y que superan en magnitud, fuerza y trascendencia a nuestro pequeño ego tirano y limitador de la realidad.

Los objetivos de Movimiento y Vida son suprapersonales. Incluyen la maestría del movimiento corporal, el estudio del comportamiento a partir del movimiento, el entendimiento de las relaciones y el verdadero desarrollo personal que es el que siempre incluye a los demás. La aplicabilidad del método es directa y se basa en los principios de salud, no tensión, no dolor y bienestar.

En este método no se recurre a la repetición, a la copia o a la ejecución. Es necesario para el correcto aprendizaje, la disposición inicial correcta, la observación sin fin, el entendimiento y la sensación.

La experiencia de la enseñanza de Movimiento y Vida el pasado mes de mayo fue realmente maravillosa.

En el Conservatorio se respira un ambiente especial. Olores especiales, sonidos de otras salas, tablaos que retumban, pianos que se oyen a lo lejos, personas que se mueven y expresiones en todos sus ámbitos. Movimiento, sudor, esfuerzo, disciplina, ilusiones... y apertura de corazón.

El grupo de trabajo, como todos los años que he tenido el privilegio de enseñar allí, ha sido único. Sin embargo si algo pudiera resaltar es que este grupo era muy receptivo a las sensaciones energéticas, lo que posibilitó la enseñanza de ejercicios que se incluyen en este método.

La relación con el trabajo sobre el cuerpo de estos jóvenes va más allá de lo cotidiano. Estos hombres y mujeres de 20 a 28 años ponen su alma en ello cada día.

Pueden soñar con ciertas metas, pero conocida la dificultad, se permiten disfrutar del camino. Nacieron todos con una energía y vitalidad por encima de la media, así como una especial capacidad para el movimiento. Además su voluntad, y por tanto su responsabilidad, está por encima de la mayoría de las personas. Con ese potencial es un placer trabajar y enseñar pues las resistencias son siempre menores.

Gracias a su trabajo, la estética del cuerpo no la entienden sólo desde su apariencia ni desde una imagen adquirida, sino que están cerca del concepto del cuerpo como función y templo sagrado de la vida. Estas personas, quizá sin saberlo, entienden que somos almas que habitan un cuerpo y no una psique instalada sobre un cuerpo separado y que en algún lugar, es posible que tenga un alma.

Por otro lado el sistema se presta a tantas relaciones y posibilidades que la sensación de dicha y plenitud es intensa. La disposición de los alumnos ha sido, como de costumbre, exquisita.

El objetivo del curso era que se hicieran conscientes de su fuerza, su potencia, sus sensaciones, su vigor y su entendimiento pues trabajan con esas herramientas todos los días por espacio de 5 horas durante al menos 6 años. Sin embargo los métodos tradicionales que se centran en la ejecución externa de un gesto y su sesgo con relaciones más allá del propio gesto, hacen que se olviden con frecuencia las propias habilidades desarrolladas.

Desde ese objetivo de reconocimiento, el intento estaba en que dejaran por unas semanas de copiar movimientos, que lo hicieran no sólo estéticos sino además funcionales, que olvidaran el suponer para así entender y el alcanzar para así ser. Ser en lo que mejor dominan, que es el movimiento, la quietud, la relación, la expresión y así al vivenciar estos aspectos salten al concepto de Vida.

Deseaba mostrarles que el maestro del movimiento puede ser maestro de la vida incluso de su propia psique. Este concepto les resultaba extraño, pero no por ello es menos verdadero, pues en la humanidad, los seres humanos más plenos son los que pueden encontrar espacios más allá de su ego y sólo así ver la ilusoriedad de éste.

Quería que sintieran que tienen herramientas de autoconocimiento y desarrollo en su propia danza, en sus propios gestos realizados en un espacio tridimensional, en direcciones concretas, con intenciones precisas, en un tiempo adecuado.

Quería que conocieran que sus danzas son tan sagradas y trascendentes como la Sufí y tan sugerente o terapeútica como la del vientre, pues no es la cultura o el origen quien determina la fuerza de la misma, sino la destreza y entendimiento personal así como la calidad de quien la ejecuta.

Quería que se centraran en lo que pueden sentir y no tanto en el hacer, repetir, suponer o copiar.

Por espacio de unas semanas el curso tuvo una excelente acogida por parte de todos y un compromiso de que Movimiento y Vida sea parte de su aprendizaje, no sólo en la sala, sino en cada instante de lo cotidiano.

Agradecemos a Gloria García, Pedro Berdayes y a todos los alumnos asistentes su colaboración, entrega, sinceridad, apertura y respeto.

José Sánchez Gª

Dir. Tec. Escuela Wu Chi

danzaymovimiento 2

CRÓNICA MOVIMIENTO Y VIDA (REAL CONSERVATORIO SUPERIOR DANZA MADRID) - mayo 2007- por José Sánchez

Esta web utiliza Cookies para mejorar la expriencia del usuario. Para más informacion visita nuestra politica de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information