Error
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory

TESTIMONIOS MEDITACIÓN Y ENERGÍA (SEMINARIO) - 2008 A 2010

«Después del seminario de ayer, he leído mis sensaciones del anterior y me he dado cuenta de dos cosas:

- En los dos estoy y acabo contenta. Lo expreso de diferentes maneras pero en ambos está la alegría de fondo.

- En los dos hay alguna meditación en la que siento dolor físico. Con algunas diferencias pero también con cosas en común entre un seminario y otro.

No creo que sean los seminarios los que provoquen el dolor ni la alegría, sino más bien que me muestran una dualidad que está ahí, dentro de mí.

Lo que sí pasa en los seminarios es que se dan las condiciones para que lo llevamos dentro se muestre tal y como es, sin juicios ni preferencias. Tanto el dolor como la alegría forman parte. Otras veces han pasado otras cosas. Ahora, es lo que hay.

Por otra parte las sensaciones cambian, se repiten o se intensifican pero hay patrones que se repiten y esto me da la certeza de que algunas conexiones existen aunque a veces las sienta y otras veces no.

Gracias Jose por conducirnos por las carreteras del Estar.

Y a todos por compartir espacio, tiempo, preguntas y experiencias. Todo me sirve.

Un placer.»

S.D.P
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2010

 

«El sábado fue mi primer seminario de Las Puertas de la Energía y he de decir que todavía lo estoy aterrizando.

Supongo que como comentó Jose mi continente y mi contenido necesitan adaptarse pero desde el principio estuve muy revuelta.

Durante las dos primeras meditaciones no dejaba de sentir mi corazón latir fortísimo y en algún momento sentí la necesidad de levantarme e irme pero afortunadamente pasó.

Las meditaciones en 2 y en 3 fueron mucho más tranquilas, sobre todo me encanto la sensación del DeQi, del imán, lo notaba muchísimo y más en el momento que tenía que hacer el láser, la mano que debía cerrarse casi no podía con ella, era como si algo dentro de ella con muchísima fuerza me impidiera juntar los dedos, alucinante.

Me pareció un seminario intenso, muy intenso, para trabajar mucho y con tranquilidad. De hecho la noche del seminario tuve sueños bastante vívidos me desperté a las 7 de la mañana y no fui capaz de volver a dormir.

Me quedo con la idea del imán, de que cuando un imán pasa al lado de un hierro, el hierro se trasforma.

Gracias por tanto conocimiento y por la posibilidad de aprender y seguir creciendo.»

B.G.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2010

 

«Acudí al curso de Las Puertas de la Energía por... casualidad?

Mi objetivo era aprender pautas y técnicas de meditación para después aplicarlas con mis alumnos. Como consecuencia de mi práctica personal había dedicado tiempo en mis clases para que experimentaran ellos también, e inesperadamente me demandaban cada vez más. El día que empecé a dar clases adquirí un compromiso conmigo misma de formarme continuamente y de asumir que no soy maestra de nada sino que simplemente voy sólo unos pasos por delante de mis alumnos e intento mostrarles mi experiencia en el camino.

Allí me fui con mi cuadernito para tomar muchas notas, prepararles unas clases estupendas con ejercicios nuevos para practicar..... y resulta que no tomé ni un sólo apunte. Me encontré con algo absolutamente familiar con lo que ya llevo tiempo identificándome, y lo encontré entre personas la mayoría desconocidas. No hablo ya de las distintas sensaciones físicas (que me darían para una enciclopedia tamaño Larousse), ni de las distintas pautas para colocarse en actitud de meditación, atención consciente, postura.... (que ya había practicado antes en retiros de meditación zen), sino....otra cosa.

En los últimos años me venían ocurriendo cosas que no acababan de encajar, es como en la película Memento (gracias Jose por las referencias cinéfilas), vives experiencias que no entiendes. Y a pesar de que el sábado no me fui con la solución al "acertijo", si salí de allí reconfortada por saber que todo tenía un sentido, y que la vida siempre te lleva hacia los caminos correctos o necesarios.

Sé que tengo un trabajo que hacer y tampoco sé muy bien hacía donde va a transcurrir.

Novedades que he vivido desde el sábado pasado: pues nada de campanillas, luces, ni sensaciones agradables. El domingo fue tranquilo, descansando y asimilando lo del día anterior, pero desde el lunes siento una agresividad horrible. He mandado a "freír espárragos" ya a varias personas (pero con mucha educación) y estoy un poco descolocada porque llevo mal el contacto físico (viajar en metro es un suplicio). Estoy esperando a que esto se asiente para saber qué pasa. Otra cosa: fumaba un cigarro de vez en cuando y desde el otro día siento absoluto asco hacia el tabaco (una cosa buena!).

Gracias a todos porque el entorno fue especial y la energía que me transmitisteis muy positiva.»

M.A.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2010

 

«Me inicio en este seminario y en la escuela.

Me encantaron las meditaciones, la claridad en la enseñanza, la predisposición, la apertura y la entrega sencilla de información!!!

Vengo de muchos años de entrenar con un maestro chino que hablaba muy poco y explicaba menos, así que la posibilidad de preguntar y escuchar respuestas conectadas con la "cotidianeidad" de la vida y también la medicina china me alegran, por fin entendí porque cuando medito profundo no paro de bostezar y llorar!!!

En el encuentro me pasó de todo, mis manos brillaban sintiendo muchísimo, la sensación de imán fue buenísima y el láser alucinante, me sentí expandida y con una sensación de haber vuelto a casa muy grande.

Gracias y un abrazo.»

M.R.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2010

 

«He hecho varias veces este seminario y cada vez es diferente. Lo que no cambia es que siempre pasan cosas. Durante y después del seminario. Y aquí es donde hay que tener cuidado y estar atento para darse cuenta de que lo 'normal' (que pasen cosas) y la 'magia' (que pasen cosas) no sólo no están tan lejos sino que, si lo observamos, es lo mismo.

Tuve muchas sensaciones en el curso, algunas al menos en parte conocidas (sentir la bola, sentir la diferencia de densidad de los centros...) y otras nuevas (oler el 'frescor' de la bola, sentir 'alambres' por dentro de las piernas al limpiar...).

Sin embargo, esta vez me quedo con estar atenta a la magia de lo cotidiano, de lo sencillo, de lo que simplemente ocurre.

Gracias Jose por esta nueva dosis de magia.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«Hola todos..

Sólo para decir a los que nunca lo hicieran que este taller es para los que no piensan/quieren repetir las formas durante varios años sin saber 1) lo que pasa 2) si debe pasar algo.

La sutilidad de la diferencia entre una forma "mecánica" y una forma "energética" esta a un nivel casi milimétrico... pero la diferencia es tremenda...y solamente soy capaz de hablar de los 2 primeros movimientos.

El olor de la bola me hizo visualizar 3 palabras... vainilla... humedad silvestre... corcho... sentir que la mente es capaz de parar su "maelstrom" permanente es tan gratificante...y deja entrar un burbujeo en las piernas... la barriga...

Nada de sueños...pero hoy en el estrés del curro, una actitud de "qué más da"....

Enhorabuena Jose por ser capaz de pasar tanta información de una manera tan didáctica...y siempre dejando la impresión que hay muchísimo más que aprender... Una puerta abierta para "Las Puertas de la Energía -2a parte".»

M.C.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«Hoy escuchaba a alguien algo así como que el Yoga no le daba lo que el Qi Gong le da y esto me ha servido para reflexionar sobre las Puertas de la Energía y para reconocer su valor:

Yo antes practicaba Yoga y (aunque sí me habían hablado de una estructura de cuerpos que incluía el cuerpo energético e incluso había tenido cierta percepción de éste) fue una gran revelación que en el seminario Las Puertas de la Energía me describiesen muy bien un estado de atención diferente ("estado Qi Gong"), ligado al cuerpo energético, y me dieran un caminito para llegar a él y reconocerlo...

Como eso mismo lo aplicaba en la Escuela a la práctica de Qi Gong, por un tiempo dejé apartado el Yoga y tuve cierta decepción por "haber estado perdiendo el tiempo" practicando Yoga, eso que no me había llevado a las experiencias más íntimas a las que llegaba con el Qi Gong.

Claro, el Yoga no me llevaba ahí porque ningún Jose me había explicado. Probablemente a otros practicantes de Qi Gong tampoco les llevará ahí, porque ningún Jose les ha explicado. Suavemente voy entendiendo...

Resulta que me apetecía practicar eso llamado "Yoga" y resulta que al empaparlo de "estado Qi Gong" se enriquecía muchísimo y me permitía profundizar en algo parecido a lo que me llevaba eso llamado "Qi Gong"; entonces sí encontraba, claro, diferentes cualidades físicas o más sutiles que tiene cada postura y que justo son las que me apetecía recuperar... ¡y redescubrir!

Y lo que al final quiero decir es que me siento muy agradecida de estar aprendiendo en la Escuela:

- Que existe el cuerpo energético y un estado de atención que puedo llevar a las prácticas físico-energéticas

- Que es el estado que llevo a la práctica (se llame ésta como se llame) lo que me da el resultado (incluso ahí el Yoga podría llamarse Qi Gong y el Qi Gong Yoga, creo yo )

- Que ese estado lo puedo llevar también a cocinar, a comprar, a donde quiera.

- ¡¡Algunas de las "Puertas" que me abren a ese estado!!

Muchas gracias, Jose, por haber investigado esto, haberlo sistematizado y habérnoslo entregado.»

T.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«Después de haber ido a varios cursos de Puertas de la Energía no me canso de seguir asistiendo

porque siempre hay alguna sensación nueva que añadir a las ya sentidas y continuar avanzando...,

porque tu estado no es el mismo que la vez anterior por tanto tu percepción cambia...,

porque hay cosas que oíste anteriormente y dejaste pasar y ésta vez resuenan con fuerza...,

porque las experiencias y dudas que comparten los compañeros enriquecen también...,

porque los efectos posteriores, los que empapan tu vida cotidiana que al fin y al cabo es lo que cuenta, son diferentes cada vez...,

porque las Puertas están vivas... tan vivas como la Vida misma...,

porque si abres las Puertas pasas dentro... y si te abres a la Vida desde ahí... algo se transforma.»

M.S.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«El otro día conté por qué sigo yendo al curso de Puertas de la Energía. Hoy comparto los efectos.

Estos días he seguido practicando las Puertas y durante la semana me he notado muy expansiva, con ganas de dejar salir lo de dentro, de compartir, inusualmente creativa. Curiosamente en todas las clases ha coincidido que los alumnos esta semana estaban muy receptivos, con entusiasmo, haciéndome propuestas, preguntando muchas dudas...

De todo esto quizás no lo hubiera relacionado si no lo uno a lo de hoy. Esta mañana leyendo el nuevo blog de Escuela de Vacío e inspirada por todo lo bello que sus imágines, palabras y enseñanzas muestran me surge una especie de poema, lo escribo en los comentarios. De pronto es como si hubiera abierto una puerta que estuviera conteniendo algo dentro porque sin poner intención, sin premeditarlo me empieza a surgir otra frase de dentro y después otra y otra y con ello otro poema, y al rato otro y así hasta cinco!! Me surgían de dentro sin más, sin llamarlos, sin pensarlos. Lo más curioso es que nunca había sentido la inspiración para escribir un poema. Y ahí están!! Mis cinco primeros poemas. Sólo he compartido el primero de ellos pero quién sabe si algún día tendré tantos que pudiera llenar un libro.

No tengo dudas que todo esto viene de donde viene... y ocurre porque en estos cursos se tocan capas que están ocultas en lo profundo.»

M.S.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«Para mí, tanto las sensaciones como los efectos de estos seminarios y de las meditaciones son acumulativos.

Tanto en el seminario como en los días de después las sensaciones en las prácticas son cada vez más finas.

En el Tui Shou soy capaz de sentir más si mis compañeros están conectados hasta los pies o cortados. En Qi Gong siento por primera vez una onda que sube por detrás por fuera del cuerpo, no por dentro. En Ritsu zen diferencias claras según la altura de las manos, de expansión y recogimiento. En radiestesia la sensación de frío en los riñones.

Igualmente percibo las imágenes y los sonidos externos más nítidos, más finos.

No recuerdo la melodía de la música que se oía en el seminario, pero sí la sensación de profundidad, de penetrar, de empapar por dentro.

Gracias Jose porque parezca tan fácil.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«Me dirijo a todos con el ánimo de compartir experiencias y en algún caso por matizar las propias, no me atrevo a relatar todo, creyendo por lógica, que los que lleváis muchas "puertas" entre otras disciplinas, debéis estar a una distancia considerable, repleta de lo que pueda estar experimentando.

Lo ocurrido me lleva a valorar la observación desde el cerebro, ser consciente de la mirada, de lo observado, de la percepción que registra el ojo, y lo convierte en una sensación quieras o no.

Me gusta ser consciente del mirar desde siempre, mirar con la capacidad de conocer, de percibir, de apreciar, de escuchar mirando.

Son rutinas que van con uno sin más, como se traducen todos los sentidos en cada ser humano, todos son grados en cada uno de nosotros, y me lleva a pensar si tenemos los mismos y que cada uno los vive en grados diferente... todo un mundo.

Lo que sentí, es una versión de lo que me ocurriera en el 1º embarazo, y más sutilmente en el 2º.

El desarrollo de gestación es una puerta sensorial increíble, que conecta con una vida nueva que crece a través de ti, se alimenta de ti, pero lo que el "ser" va generando lo vives como su primera vez y no sé si será revivir el nuestro propio, por que pasa a un estado más científico? y se me escapa.

Entre una de esas novedades está la percepción sensorial a través de la vista, fui consciente cerca del parto y durante los primeros meses de vida. Tuve estados especiales o tuvimos?, la percepción visual se desplegó apreciando una exagerada realidad, todo me parecía percibirlo desde otro ángulo, como unas gafas de aumento o unas gafas 3D, tenía un sentido hiperrealista. Y a la vez completamente nuevo.

Muchas veces me he acordado reteniendo la sensación del pasado, lo más parecido sería la plenitud de la primavera, pero aumentado 100.000 veces por todos los registros sensoriales y poco que ver con lo que vemos comúnmente quedándose el común que vemos como elemento conocido, no como elemento vivo, súper vivo!!!.

"Las Puertas" me hacen recordar el comentario de una amiga, sobre el antes y el después, no soy escéptica que digamos, pero decía para mis adentros, bueno bueno... ya veremos.

Cuando realizábamos el curso, Jose nos decía que estuviésemos atentos a todo cuando saliésemos del curso y en lo sucesivo..., perceptible me dispuse a imaginar, y bueno metida en situación "sin saberlo", creyendo que poco me podía pasar.

Me agradó el trabajo especialmente por la búsqueda del "sentir", más de lo que creía, pasaron muchas cosas, muchas, diría que hubo movimientos, pero la consciencia no es tal ante ciertas novedades, sobre todo si es para reconocer en lo conocido?

*Esta es una vivencia maravillosa:

Últimamente la naturaleza con tanta agua está más generosa que nunca, tengo la suerte de estar rodeada de árboles variados en formas, colores, tamaños, y presumo de tenerles en la mirada.

Me ocurre en contadas ocasiones. Entro en una habitación, dirijo la mirada hacia la ventana, hacia los árboles y de repente siento que "el ojo o el cerebro", a modo de botón regulador tuviera la capacidad de cambiar la percepción de lo que miro y ver otro lugar, una versión de la "realidad" mucho más viva que la que vivo!!!, me quedo un rato en la observación, lo poco que dura, lo visto me hace hallarme en otro lugar y sentir muy diferente, no puedo explicar nada más (siempre ha sucedido en presencia del sol.)

Ando pensando, por jugar..., imaginaba que el iris con todas sus líneas en pared hacia el centro del ojo, individualmente pudiesen girar en distinto plano independientemente, pudiendo hacer posible diferentes percepciones. Aunque la luz entre por la pupila? (una locura?). No sé si algún oftalmólogo clamará al cielo.

Sinceramente me gustaría conocer estados, podríamos avivar lo aprendido en cada práctica diaria, queriendo conocer y sentir otra percepción a través de la de "todos".»

G.G.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2010

 

«En los seminarios de las Puertas de la Energía a mí me pasan dos tipos de cosas, unas las que pasan allí, y otras las que pasan después...

En el último del sábado pasado pude diferenciar bastante claramente las sensaciones en las 'diferentes alturas'. En el centro la sensación es más densa que en el diafragma y ésta más que en la cabeza. También tienen asociadas diferentes emociones y estados, y todo está bien.

En los días después aparecen links personales que aprovecho para limpiar un poco.

Algunas sensaciones 'físicas' son muy caras con las bolas o la cabeza de pato. Más sutil me resulta escuchar en la zona de la perla y oler la bola. No deja de sorprenderme lo que puede olerse ahí.

Un placer y una suerte. Gracias, Jose, una vez más, por guiar estas prácticas.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Abril de 2009

 

«Jose nos ha dado una nueva oportunidad a los que perdimos este seminario la primera vez. Gracias.

No he tenido grandes ni sorprendentes sensaciones, pero me gustó notar de manera continua, natural y fluida lo que otras veces he notado muy puntualmente haciendo Qi Gong o los cinco animales.

He podido sentir que el cuerpo energético tiene su inteligencia y activarla a voluntad puede ser una importante ayuda diaria. La sensación de haber estado presente en mi cuerpo es muy grata... (aunque terminé con dolor de cabeza )y asentar la respiración ha sido todo un descubrimiento...una llave para centrar la atención y recuperar atención y presencia.

Al despertar esta mañana he tenido imágenes muy sugerentes y muy claras (parecía real)... no tenían nada que ver con lo que andaba pensando y por esto me han cogido de sorpresa....

He practicado un rato los ejercicios que aprendimos ayer y después, cuando estaba manteniendo una conversación con una persona le he visto ,sin ponerme a ello y como si fuera la primera vez, los pequeños detalles de su cara como el arco de las cejas, las arrugas verticales, el pequeño aleteo de nariz al hablar...y de pronto he visto aparecer otra cara diferente a la que normalmente veo. En ese mismo momento estaba también viendo de reojo el entorno y mi propia silueta, y además no he perdido el hilo de lo que estábamos hablando...»

J.G.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«Sólo comentaros que para un recién llegado como yo, esta experiencia resulta un salto cuántico. Por referencias esperaba encontrarme con un buen contenido y abundante riqueza en nuevos e interesantes conocimientos presentados, como es costumbre en Jose, con mucho amor y responsabilidad, pero la verdad es que ni remotamente anticipaba estas experiencias; esperaba datos y tal vez, si tenía suerte, algún conocimiento, pero no imaginaba encontrarme con pruebas tan físicas y a la vez sutiles de "lo" energético. Es una pena que las fiestas no me hayan permitido llegar con la preparación más adecuada para este tipo de ejercicios, pero ya tengo una buena idea del tipo de cosas que puedo esperar con la debida preparación y trabajo.»

J.A.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«Quería compartir algo con vosotros.

Esta noche descansé como hacía tiempo que no lo hacía, hoy siento más alegría, me dejo más tranquila.

Gracias, José, por darnos la llave para ver que somos algo más de lo que se ve a simple vista.»

A.R.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«Para mí Puertas de la Energía es un trabajo personal muy potente a nivel sensitivo te encuentras sintiendo la energía y a medida que pasan los días, trabajándola se hace más visible, descubres que está ahí, que la sientes y que te recorre el cuerpo ufffffffff, infinidad de sensaciones.

A nivel personal se me ha abierto un camino, me ayuda a centrarme y me siento más fuerte, por no hablar de la tranquilidad que encuentro en esta practica.........solo llevo desde Septiembre practicando y ya veo resultados imagino que se podrá conseguir con el tiempo.

En este último seminario entendí muchas más cosas, me sentí muy a gusto con todos y me parecieron muy bonitas las palabras de Jose.»

Gracias.»

G.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«No esperaba que este seminario fuera como el anterior, pero es que no tuvo nada que ver.

Aunque algunos ejercicios eran los mismos, mis sensaciones no.

Había sido una semana personalmente dura para mí. Pero pasó algo y todo se esfumó. Entonces, me dediqué sólo a sentir...

Me encantó sentir... las manos flotando, la respiración casi en la silla, el diafragma con la flor, la cabeza con la periférica, los pies pegados, los antebrazos con la lengua, el oído cuando estábamos en el centro, el cuerpo global, casi no olí... Eran sensaciones puras, sólo sentir, sin asociarlas a ningún sentimiento ni recuerdo ni nada de nada de nada. Un placer.

Sentir el cuerpo global, sin ningún corte, para mí fue un salto. Había sentido las manos, los pies, el centro, incluso todo a la vez. Pero no todo conectado. Impresionante.

En el último trabajo de relajación... estaba totalmente pegada al suelo, la barriga suelta respiraba como la de un niño pequeño, estaba encantada. En ese momento Jose dice: 'si estáis a gusto, sonreír a esa sensación'. Y yo sonreí a placer porque, para mí, esa sensación era un regalo.

Al día siguiente el sudor comenzó a olerme muy muy fuerte. ¿?

Y me di cuenta de varios links personales importantes. Para mí esto es un efecto del trabajo: lo que sentí a nivel corporal el sábado se trasladó o afectó a otro plano y el domingo salió tan claro como la sensación de cuerpo global.

Gracias, Jose, por todos los regalos de ese día.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«Os cuento una práctica...

La semana pasada en el metro he ido muchas veces sentada con lo ojos cerrados intentado bajar la respiración lo más abajo posible como hicimos en el seminario de diciembre (yo la sentí como 'pegada a la silla'). El trayecto es de unos quince minutos.

Lo que he notado es que si lo hago por la mañana mi nivel de atención es más alto durante el día, sobre todo lo noto por la mañana, aunque haya dormido poco.

A la vuelta, me descarga de lo que lleve del día y llego a casa como si me hubiera echado una siesta de dos horas, descansada.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«He puesto en práctica las pautas enseñadas por Jose de las "Puertas de la Energía" en sesiones de acupuntura. El resultado ha sido sorprendente. Un antes y un después en el tratamiento.

Compruebo también cómo, con la aplicación de las técnicas, un paciente que no tiene ni idea de por dónde van los canales de acupuntura fue capaz de sentir una vibración y señalar el origen de esa vibración (tocar una aguja en R3 y la persona sentir hasta R1).

Gracias, Jose.»

J.S.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Diciembre de 2008

 

«Poca teoría y mucha práctica, para experimentar por uno mismo energías y las claves para despertarlas y cultivarlas. Es un regalo encontrar esta síntesis de atajos que no se encuentran escritos y nadie te enseña. Curso sencillamente esencial.»

N.D.V.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

«Nos han enseñado las claves para despertar el cuerpo energético y así dar contenido a las formas, tanto del Tai Chi Chuan como otros trabajos y series de Qi Gong. Una vez activadas, se desencadenan procesos fisiológicos y energéticos que transforman la práctica pasando de ser un ejercicio físico a una práctica plena, llena de sensaciones, con mayor conciencia. En una palabra, ¡¡¡ Imprescindible !!!»

M.J.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«En este curso José Sánchez nos presta unas llaves, nos conduce y nos da un impulso... que nos acerca a diferentes escuchas...

Ecos suspendidos, sutiles vibraciones, fugaces olores, ligeras presiones... que se convierten en Experiencia...

Gracias.»

M.L.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«En el curso de las Puertas de la Energía hemos descubierto esas puertas que todos tenemos, aunque permaneciendo cerradas generalmente. Del otro lado está nuestra energía, ese "torrente" que forma parte nuestra queramos o no, la sintamos o no.

En este curso Jose Sánchez nos ha dado las llaves para que nosotros mismos podamos abrirlas y desde ahí sentir esa energía al alcance de nuestras manos... y de todo nuestro cuerpo, sentir esa conexión.

...Y ahí estaba ella. Unas veces silenciosa o tímida. Otras, potente y dejándose escuchar. Pero seguro que contenta de notar que le estaban prestando la atención que necesita para darse a conocer.

Gracias por hacer que cursos como éste sean una realidad.»

M.S.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Algunas de las cosas que me pasaron en el seminario había oído que pasaban, otras las había experimento en parte y otras me sorprendieron totalmente. Pero con todas me quedó claro que hay cosas que pasan, nos demos cuenta o no.

Me quedó claro que mis sensaciones cambian según la posición de las manos, de la lengua, de la mirada, de la atención que ponga en unos u otros sitios. Me quedó claro que una mano está conectada con la otra, y con el centro y con los pies... y con todo lo demás. Me quedó claro que darnos cuenta de lo que nos pasa depende del estado de atención en el que estemos.

Me quedó claro porque lo viví, sin duda.

Y me quedó claro que hay muchas cosas que pasan pero que todavía no llego a reconocerlas, a darme cuenta de ellas.

Por tus enseñanzas, por lo que pasó y por el trabajo de búsqueda que me queda, gracias, Jose.

Apasionante.»

S.D.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Toda una aventura viajar al interior de uno mismo, descubrir cosas que ni siquiera sabías que estaban ahí, recuperar emociones, aprender a encontrar lo que eres, estoy emocionada y feliz de haber compartido con vosotros este experiencia.......... Gracias, Jose, por enseñar este camino, a mí me ha tocado el corazón.»

G.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Poder ir descubriendo, con el tiempo, con la práctica, tu mejor parte, es lo que en este curso se nos ha "regalado". Algo impagable, por eso digo REGALO. Gracias Jose a la parte de ti que sintió un día el impulso de programar este curso y espero que con nuestro trabajo y nuestras "confesiones" te podamos pagar tanta generosidad. Gracias a todo el grupo por hacer también posible este milagro.»

M.A.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Es como un aire fresco que corre dentro de mi cuerpo sale por mis ojos y se convierte en lágrimas; hoy podría llenar un mar entero para que todos podamos navegar sobre ello.

Gracias, José, por este magnífico curso y gracias a todos mis compañeros.»

N.R.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«A este curso hay que asistir vacío, sin esperar nada...

En el curso aprendí a activar puertas que me ahorrarán años de práctica pobre. Es por lo tanto, una suerte que Jose Sánchez, nos haya ayudado a abrirlas.

Al día siguiente experimenté en casa lo sentido. Lo más bonito, es que va creciendo, en algunas puertas crece más rápido que en otras, pero todas se ayudan.

Enhorabuena a todos los asistentes, algunos con sus sentidos comentarios también me han ayudado.»

J.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Con este curso he recuperado un poco de inocencia que me hacía falta para seguir practicando con ilusión.

Había diez puertas que descubrir. No las he abierto todas, algunas nada; pero mis manos, cuando practico no son las de antes.

Tampoco mi corazón es el mismo. Mis inquietudes están apaciguadas y, hoy, soy un poquito más feliz.»

J.B.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Hace años me guiaba por la razón, que se alimentaba a través de mis sentidos físicos. Cuando oía hablar de experiencias energéticas pensaba en algo esotérico o reservado a unos pocos iluminados.

Luego, ciertos acontecimientos fueron desafiando mi razón y mi concepto de la realidad empezó a tambalearse. Parecía haber algo más allá de lo físico que se iba mostrando débilmente, poco a poco.

En enero comenzó mi andadura con la Escuela Wu Chi.

En seis meses caminando con un determinado estado de atención-intención mi cuerpo despertó a una dimensión de percepciones y sensaciones nunca imaginadas por mi mente racional ni explicables desde la fisiología de los órganos. Era cierto!! Hay otro cuerpo ( el energético ) y otra realidad ( la auténtica ).

En julio, el seminario de Qi Gong fue otra vuelta de tuerca. En cuatro días la energía tomó forma y movimiento. Fue un placer para el cuerpo, una sacudida para las emociones y otra patada a la razón.

El 20 de septiembre, en unas horas, la energía tomó además intención, dirección, precisión, modulación... La razón se rindió. Así de sencillo, así de contundente.

GRACIAS Jose por regalarnos el fruto de años de observación, de experimentación, de trabajo; por mostrarnos el atajo.

GRACIAS por darme esas llaves, por ayudarme a abrir las puertas y por conducirme al interior de un espacio donde siento que todo es posible.

Sólo se me ocurre una forma de "pagarte": No dejar esas llaves en el olvido. Seguir abriendo esas puertas e intentar permanecer lo más posible en mi verdadero cuerpo, en la auténtica realidad.

Y gracias a todo el grupo por los comentarios, las experiencias y la energía compartida.»

M.G.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Dejarse ir, dejarse sentir en lo más profundo y permitir que esa energía suba a la superficie, como el fuego liberador.

Las Puertas de la Energía, abrir lo cerrado, saber que hay más cosas que la razón pura y dura.

Es una experiencia increíble!

Gracias a todo el grupo y sobre todo a Jose por guiarnos y darnos las llaves para abrirlas.»

M.C.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Sin duda ninguna, hubo un antes y hay un después tras realizar este seminario.

Algo maravilloso, que te enseñen a abrir las puertas a otra percepción. Poder sentir, notar, experimentar con tu cuerpo energético. Mucho más allá de simples teorías.

Ya estábamos sobre aviso: "muchas cosas ya las conocen", "muchos ejercicios les sonarán", "habrá poca teoría", "déjense llevar". Pero para qué quiere uno teoría si le enseñan a disfrutar y casi "tocarlo" con la experiencia propia.

Efectivamente, dejándome llevar, confiando en nuestro guía y maestro, y siguiendo sus indicaciones, pude experimentar sensaciones que se escapan a la razón. Sensaciones que noté poderosas. Y que alguno de sus efectos se manifestó ese mismo día.

Hoy sé, porque lo he vivido, que mi cuerpo es algo más que carne y huesos. Que mi Kata o mis ejercicios de Qi Gong tomarán una nueva dimensión si aplico estas puertas. Y que aún le tengo más cariño a esta maravilla que nos han regalado, el cuerpo.»

E.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Igual que los demás siento que fue un gran seminario, poco que decir, siento que haber podido disfrutar de ello es más que suficiente y no se me ocurren palabras suficientes para agradecerlo. Es un tiempo especial y merece la pena, muestra la puerta de un camino y te lleva a el, llega un momento en que quieres más y más y sin embargo sabes que ya no depende de tí, y deja de ser una sorpresa, pasa a ser un descubrimiento continuo sorprendente, y no hay fin, no porque esperes más sino porque te demuestran que hay más y sin embargo no se trata de acumular, no hay nada que acumular, ni siquiera buscar, solo sentir y escuchar y observar, vivir un gozo continuo que difumina tantas otras cosas y te lleva a ver todo desde otra perspectiva, desde otro lugar, lo disfrutas todo aunque te duela y permanece en la memoria, como vida vivida. Un placer.»

R.P.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Sentir la energía en mi cuerpo con tal intensidad, se hace tan apasionante que roza la incredulidad. Es un cambio de percepción, una modificación de la conciencia, un viaje solo comparable a tradicionales rituales de poder o ceremonias chamánicas, pero contrariamente a estos, del curso "Las Puertas de la Energía" me traje las llaves a casa para entrar siempre que quiera.

¡Gracias!»

R.A.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Después de años aprendiendo a razonar, por fin un curso donde uno empieza a aprender a sentir, a escuchar, a olfatear...

Llaves sencillas, cercanas... al alcance de tod@s, pero lleno de la magia de la energía.

Un curso para acercarse, un poquito más, al Ser que uno realmente es.»

M.C.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

 

«Con este curso he aprendido que pertenezco a algo muy grande y que hay mucho en mí que quiero compartir.

Gracias.»

I.M.
Asistente al Seminario Las Puertas de la Energía
Septiembre de 2008

Esta web utiliza Cookies para mejorar la expriencia del usuario. Para más informacion visita nuestra politica de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information