Error
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory
  • JFolder::create: Could not create directory

TESTIMONIOS CAMINAR CONSCIENTE (CLASES) - 2011/2012

«En este trabajo identifiqué primero una emoción dominante en mi vida para descubrir después cómo se escondía otra debajo. He observado cómo actúa en mi vida esa emoción bloqueante y qué efectos tiene, para después, con la ayuda del grupo, del director y del caminar, ir encontrando otras posiciones desde donde asumirla y gestionarla.

He aprendido mucho sobre mí y cómo me presento ante el mundo, y verlo me ha dado más serenidad... ha sido un trabajo intenso y fascinante.

Sigo caminando, ahora con más consciencia.

Agradezco a todos los que han hecho posible esta oportunidad. »

N.D.V.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«Como en todos los trabajos que he realizado en la escuela me siento sorprendido y agradecido por los efectos.

¿Cómo puedo resumir lo vivido? EL MÉTODO FUNCIONA. RESPETO. HUMILDAD.

Caminar para mí es ir dejando peso por el camino, quedarte con lo imprescindible, vaciarte de excesos y cargarte con lo que te nutre. Todo en un marco mucho más real, más vivo, sin complicaciones inventadas, la Tierra, la Vida, el Ahora.

En palabras de Jose, descubrir lo falso como falso.

Muchas gracias. »

R.R.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«La experiencia que saco de este trabajo, destaco en especial escuchar a los compañeros, comprobar lo que de cada uno hay en mí, haciéndome sentir que no soy nada y todo de un conjunto.

Emprendí el trabajo con ilusión, reconociendo que ha habido momentos en los que me sentí perdida, incluso impotente porque no sabía si sería capaz de entender, de buscar dentro de mí, pero inexplicablemente algo se ha movido, algo como el ego, sin poder imaginar que no solo pertenece al orgullo, sino que reina en más aspectos de lo que pudiera suponer.

Sin querer comienzo a sentir ligereza ante lo que me rodea, a una cierta distancia de uno mismo, el desapego, que resulta ser la contradicción más armoniosa, desprenderse de uno mismo, del yo, de lo falso que he ido creando, auto defensas que potencian los miedos que tapan la verdadera realidad.

Lo que más me ha ayudado, y que agradezco poder haber dado ese paso, más que reconocer, ha sido aceptar, aceptar mi ser falso, y entender, diría que por primera vez, es el sentido de la palabra humildad.

Me llega la frase: no queremos ser mejores personas, sino más auténticos.

Caminar y respiras, tienen un nuevo significado, gracias a este trabajo, que no quiero dejar de experimentar, porque ahora tengo más ilusión, más ganas y más motivación para seguir aprendiendo y sobre todo compartiendo.

Gracias Jose, gracias grupo, gracias Vida, por hacerme partícipe de este aprendizaje. »

G.G.

Asistente a clases de Caminar Consciente

Curso 2011-2012

 

«El trabajo de las emociones de este trimestre dejó huella en mí. Hay un antes y un después aunque la cuerda siga ahí y quede por descubrir.

Me ha facilitado sentir más el caminar "que ya conocía". Sentirlo todo más; el sentido del olfato es mayor, el del tacto en mi trabajo también lo noto más... no sé... igual es un conjunto de efectos de todo lo trabajado en esta Escuela durante los últimos tiempos pero este trabajo, sin ninguna duda, lo he vivido muy intensamente, lo he sentido en mi piel, muy dentro y confío en no abandonar dicha senda.

Ha sido sorprendente, cómo a través de algo que puede parecer simple, destapar algo tan oculto, que va contigo, incluso hasta lo describes de cabeza pero que no lo ves y que se resiste a salir porque siempre hay excusas, más historias que nos contamos para evitarlo.

He sentido una gran unión grupal, una gran entrega. Aprendí mucho al escuchar a mis compañeros, que daban luz al camino. Todos somos todo y parte. En muchos trabajos he querido entregarme pero o bien no es el momento o es otro el camino que debería seguir..., el caso es que este llegó en el momento adecuado.

Por todo ello, quedo muy agradecida y abierta a lo que se nos proponga. »

S.G.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«Personalmente, este trabajo de Caminar Consciente es una continuación del aprendizaje a ser consciente, que empecé hace unos años y que espero no acabe nunca hasta que muera. Suponiendo que la muerte física sea el fin de un aprendizaje...

Para mí este trabajo, como otros que promueven la toma de conciencia, no es esotérico aunque tenga magia. No es complicado aunque a veces a una parte de ti le duela. Ni reservado a unos pocos, aunque no muchos se animen a probar por pensar que no es el momento o que se puede pasar sin ello. Aprender a Caminar Consciente es simplemente empezar a descubrir lo que sientes. Lo que sientes ante las cosas que están presentes en tu vida, tomando como apoyo y maestro/a a la Tierra, la naturaleza, el director y un grupo que busca lo mismo que tú.

Los sentimientos son emociones y las emociones, son las puertas hacia tu interior. Y la parte más interesante del trabajo que como grupo hemos podido ver es que las emociones no siempre son verdaderas. Hay emociones falsas, emociones que nos disfrazan, que nos excusan, que nos sirven de tapadera, de falso refugio... que se retroalimentan entre sí.

Caminar Consciente y trabajar las emociones te da la oportunidad de descubrir más sobre quién crees que eres. Las puertas que se abren, es que estaban esperando a ser abiertas. Adentrarte y ver posibilita ir descubriendo patrones de comportamiento aprendidos, heredados, asumidos, e inventados por un Yo que teme dejar el chapapote prebiótico en el que la mayoría nos vemos inmersos para, poco a poco, ir abriéndonos al vacío del infinito presente donde nada hay y todo está potencialmente.

Creo cada vez más firmemente que lo que hacemos aquí no es aprender a vivir sino empezar a vivir. »

L.D.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«De los trabajos que he hecho anteriormente con la Escuela todos me han ido abriendo caminos pero ninguno como éste, en los anteriores me he mantenido a la expectativa, "entendiendo poco" y callando mucho, dejaba todo al sentir y no al estar, sin darme plenamente al trabajo??? En este desde el principio ha sido diferente, entré en mi emoción 1ª, de una fui pasando a otra y a otra en la que me quedé y de ella he aprendido a mover cimientos de mi vida que estaban guardados bajo llave y que menos mal que han salido. En las demás emociones me he sentido reflejada, al escuchar a los compañeros, tengo todas y más.......... creo que lo bueno es que ahora puedo caminar con ellas y desmontarlas, no sé si sola o pidiendo ayuda pero sí con sinceridad conmigo y hacia los demás.

GRACIAS. Por este trabajo de Caminar Consciente con nuestras emociones!!! Sé que me queda mucho camino por hacer pero me siento fuerte para seguir aprendiendo a caminar despierta? Para poder dar lo mejor de mí, me siento feliz.»

M.D.M.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«Con este trabajo he descubierto que sólo cuando estoy en mi sitio puedo mirarme con cariño y amar mi sombra.

Estar en mi sitio significa exactamente eso, estar en mi sitio, incluso físicamente, espacialmente con mis compañeros.

Estar en mi sitio es conectar con mis emociones verdaderas, no con las otras que uso para disimular las verdaderas ante mí y ante los demás. Estar en mi sitio es aceptarlas, vivirlas tal como son.

Vivir mis emociones es lo contrario que querer curarlas, evitarlas y evitar sus consecuencias. Vivir mis emociones ha creado un espacio, una plataforma sólida desde la que poder trabajarlas, transmutarlas verdaderamente o simplemente estar en paz con ellas.

Estar en paz con mis emociones me está haciendo ser más verdadera, más auténtica, conmigo misma y con los demás.

Durante el proceso ha habido momentos duros y de confusión a veces, decisiones que tomar y efectos que observar, pero siempre me he sentido tranquila con el grupo, con el guía y con el trabajo.

Me siento agradecida hacia todo y todos los que habéis hecho esto posible.

Toca seguir y mantener viva la llama de la sinceridad...»

S.D.P.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«Caminar Consciente y emociones,

Puede tu forma de caminar influir en cómo sientes y cuentas un evento?

Puede tu forma de caminar llevarte a ciertos estados en los que los que lo que piensas sobre lo que sientes se vea afectado?

Pudiera ser que modificando tu modo de caminar, de mirar, de percibir, pudieras cambiar tu relación con lo que te daña?

Cómo la meditación dinámica pone en juego y "hace peligrar" hasta tus más sólidas convicciones es una experiencia que hay que vivir para aprender sobre ti, sobre los juegos de tu mente, sobre lo engañados que vivimos por nosotros mismos, aprender algo sobre la sinceridad, sobre la autenticidad, aunque sea por detectar su ausencia y todo sin juicios y castigos, simplemente viendo, aceptando y reconociendo, para poder cambiarlo y transformarlo si es que lo sientes así. Detectar desde qué emociones actuamos, comprobar que lo importante es saber quién siente, quién piensa, quién actúa, quién experimenta, quién camina, quién medita, son algunas claves de este gran juego de averiguar quiénes somos, quién queremos ser y cómo conseguirlo, a la vez sin expectativas de logros personales, pues haces consciente que las cosas suceden a tu pesar. Todo este trabajo además ocurre, sucede, en grupo. Sin él costaría muchísimo darse cuenta de infinidad de detalles que cada uno va descubriendo por ti. Un trabajo profundo, unido a un buen director que nos lleva por este complicado laberinto de las emociones, separando el grano de la paja, haciendo ver lo falso como falso, pero que con mucho humor, te regala cada día la confianza de sentir que por aquí sí está el camino.

Gracias al grupo por permanecer unido y dejar que todos aprendamos juntos. Gracias Jose por atreverte a trabajar las emociones con un grupo de 20 personas a la vez y hacer que cada uno aprenda lo que necesita, de ti, de sí mismo y con/de los demás. Seguimos caminando.»

M.A.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«¿Te quieres a ti mismo lo suficiente? Hazte un buen regalo y prueba un día esta práctica.

La combinación inteligente de energía y emociones puede darnos pistas que nos ayuden a modificar nuestra manera de ser, a romper el maldito círculo vicioso de las emociones bloqueantes que no nos llevan a ningún sitio bueno.

Cuando en un sencillo ejercicio te das cuenta (eres consciente) de que toda tu vida ha podido estar gobernada por una falsa emoción, entonces, no tienes más remedio que admitir que no eres tan listo como te creías y, lo que es peor, que eres mucho más infeliz de lo que te pensabas. La buena noticia es que empiezas a ser más auténtico.

Convéncete, solo no vas a poder; con un buen guía y un grupo de gente como tú, a lo mejor, puedes conseguirlo.

Y una vez que se abra la puerta y veas que realmente eres una buena persona, eso sí, con mucho alboroto emocional y ruido de pensamientos en la cabeza, ya no vas a querer parar.

Por cierto, ¿cómo pretendes que te quieran los demás si no te quieres a ti mismo?»

J.M.B.

Asistente a clases de Caminar Consciente

Curso 2011-2012

 

«Desde mi humilde experiencia puedo dar testimonio de la efectividad del método y las prácticas. Centrado en la sencillez de algo tan innato como caminar, articulado con los ejercicios y disciplinas que en cada sesión nos proponen, estoy aprendiendo a descubrir partes de mí que desconocía (o que me las había ingeniado para ocultar), a desarraigar paradigmas y creencias que me drenan y a disfrutar (con conciencia) de cosas que tengo muy cerca.»

J.A.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

 

«Puedo decir que las clases de caminar consciente me están abriendo una nueva puerta.

No sé cómo seguirán las siguientes clases, pero en esta primera etapa hemos trabajado en el paradigma de las emociones y las caminatas, y han supuesto una nueva visión a la hora de enfrentar nuestras dificultades emocionales.

Conectando con el silencio del caminar y diferentes técnicas he logrado encontrar miedos, hallar el modo de llevarlos con sencillez.

Para mí esta primera etapa, en lo personal, ha sido un gran apoyo, viviendo momentos complicados, me ha ayudado a sentirme comprendido por mí mismo, encontrando respuestas a los momentos difíciles y herramientas para enfrentar estás situaciones.

Lo cierto es que me han sorprendido, pues sólo conocía las típicas caminatas y me he encontrado con un montón de variaciones con propósitos concretos diferentes, en una estructura bien ordenada como corresponde a nuestro profesor Jose Sánchez.

Quisiera desde aquí agradecer su generosidad y bien hacer a la Escuela Wu Chi.»

J.M.F.
Asistente a clases de Caminar Consciente
Curso 2011-2012

Esta web utiliza Cookies para mejorar la expriencia del usuario. Para más informacion visita nuestra politica de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information